«Somos Venezolanos de PAZ»

Por naturaleza, los seres humanos somos todos diferentes en cuanto a la manera de pensar y actuar, y por lo mismo, es imposible que entre hermanos no existan problemas. Pero, ¿qué pasa cuando los problemas entre hermanos van más allá de una diferencia de ideas?. Lo que pasa es que se corre el peligro que una relación bonita, de hermandad, se convierta en una relación de estricta indiferencia.

¿Somos hermanos?. El verdadero hermano reflexiona, perdona y sigue adelante sin herir a los demás. Es hermano quien vive su bautismo como Hijo de Dios. Es hermano quien ama en solidaridad y comunión. Es hermano quien respeta a todos los hombres y es consciente de su dignidad. Es hermano quien comunica afecto y amistad. Es hermano quien cultiva el diálogo y la cercanía en fidelidad. Es hermano quien siembra armonía y unidad. Es hermano quien florece en transparencia, con sencillez y con humildad. Es hermano quien se entrega con amor universal. Es hermano quien sabe recibir amor con libertad. Es hermano quien perdona y disimula la debilidad de los demás en aras de la paz. Es hermano quien vive como Hijo en Fraternidad.

Somos unos luchadores de la vida y como guerreros debemos cumplir con la misión encomendada en este mundo. Para luego es tarde. Feliz día mis hermanos. 

Un gran abrazo de PAZ.

Ir al contenido